Legal Tech. Concepto y modalidades de las tecnologías que van a transformar la abogacía

"Legal Tech. La transformación digital de la abogacía”, en el que Moisés Barrio, director de esta obra colectiva, expone en clave práctica lasprincipales áreas en las que la aplicación de la transformación digital y latecnológica están afectando a la abogacía y al resto de profesiones jurídicas.

El abogado del siglo XXI: retos para transformarse y competir mejor

Introducción

Nuestro tiempo es ya sin duda una época de rápidos avances en la tecnología digital que estáafectando a todas las áreas de la economía y de la sociedad. La «digitalización» ha sido impulsadapor una serie de desarrollos tecnológicos. De ellos, los más importantes son los siguientes: a) Un hardware digital cada vez más barato y más pequeño (primero con los PC y ordenadoresportátiles, y, más recientemente, con los teléfonos inteligentes o smartphones). b) Las redes mundiales de comunicación y conectividad masiva, con Internet a la cabeza. c) El almacenamiento de datos basado en la nube y las formidables capacidades de procesamientoque ofrece el big data. d) Las tecnologías digitales emergentes, por ejemplo, robótica e inteligencia artificial (IA), Internetde las Cosas (IoT) o blockchain. De forma característica, estos desarrollos tecnológicos se amplifican mutuamente, es decir, se refuerzan entre sí. Así, se producen importantes sinergias entre las tecnologías que alimentan elcrecimiento exponencial de la Cuarta Revolución Industrial, generando nuevas oportunidades de negocio.

La digitalización implica el uso de múltiples tecnologías emergentes que, combinadas, suponen uncambio más hondo que nunca antes en la historia, lo que muy probablemente pondrá en tela dejuicio el núcleo y la identidad de algunas de las organizaciones que conocemos hoy en día. El ritmo del cambio es fotónico y los saltos son más radicales que antes. Esto significa que lastecnologías disruptivas no se acomodan y se sientan pacíficamente junto a las formas tradicionales de trabajo. En su lugar, desafían y metamorfosean fundamentalmente los hábitos convencionales. Por lo tanto, las organizaciones de hoy en día deben renovarse constantemente en condiciones cambiantes. Y así sucede en el Derecho. Estas tecnologías penetrantes, exponencialmentecrecientes e innovadoras vendrán a alterar y transformar resueltamente la forma en que losjuristas y los tribunales operamos.El sector legal se utiliza a menudo como ejemplo de una industria del conocimiento en la que elvalor se produce principalmente por la aportación de conocimientos intensivos que brindan losprofesionales del Derecho. En este contexto, la tecnología digital conlleva una transformación delos procesos de trabajo y de la prestación de servicios, pero también desafía los modelos denegocio y las formas de organización tradicionales de las profesiones jurídicas. La digitalizaciónpromueve la estandarización, la automatización y la reutilización e introduce nuevas tecnologíasde la información y la comunicación (TIC) que permiten agrupar, empaquetar y suministrarconocimientos al mercado de maneras inéditas.La revolución de la Legal Tech es un ejemplo paradigmático. Hoy, la introducción y aplicación detecnologías como blockchain y la inteligencia artificial ofrece innumerables oportunidades, que seabordan en otros capítulos de este libro. Sin embargo, a pesar de este nuevo potencial de creaciónde valor en los bufetes de abogados, son sobre todo las firmas Legal Tech las que lo han captado.La implantación de las nuevas tecnologías emergentes en los despachos de abogados tradicionalessigue siendo lenta.Como resultado, se ha producido una disrupción del sector legal en el que la parte principal de susactores aún no ha comenzado la transformación digital. A su vez, las startups dentro de la LegalTech (que han inventado o adoptado efectivamente tecnologías emergentes) desafían a los actorestradicionales y sus modelos de negocio asociados, por lo que la digitalización se enfrenta al miedoy la resistencia. Para superar esto, y para una implementación general de las tecnologías digitales,las profesiones jurídicas necesitan desarrollar capacidades organizativas para el cambio. De estemodo, y antes de abordar los contornos de la Legal Tech, debemos examinar qué es lo que haceque la digitalización del sector legal difiera de la transformación digital de otras industrias y quécapacidades se necesitan en las asesorías jurídicas y despachos para transformarse a fin deresponder a los cambios en el entorno.

El impacto de la digitalización en el sector legal

En el sector legal encontramos sin duda una cierta resistencia a implementar tecnologías digitales, lo que está vinculado con su configuración tradicional. Como se sabe, los servicios jurídicos son intensivos en conocimiento, y esto significa que el principal recurso para la creación de valor es el capital humano de los profesionales del Derecho en el trabajo, y no tanto el capital económico. Debido a esta característica distintiva de la intensidad del conocimiento, la mayoría de los despachos de abogados han basado sus modelos de negocio en la venta de asesoramiento jurídico especializado por horas. Esto ha creado un contexto en el que las firmas han venido disfrutado tanto de elevados ingresos como de una alta rentabilidad, pudiendo por lo general fijar ellos mismos el precio de la hora.

La intensidad del conocimiento intelectual en la producción de asesoría jurídica ha supuesto, por lo tanto, que no ha existido una necesidad significativa de capital externo en el sector legal, lo que ha permitido que las firmas se organicen como sociedades profesionales, en las que los abogados no sólo trabajan en las firmas, sino que también las poseen y administran. Además, en la mayoría delos derechos comparados son los colegios profesionales de abogados los que regulan el mercado delos servicios jurídicos. En consecuencia, los colegios profesionales han ejercido una gran influencia en la forma en que funcionan los bufetes de abogados, en el modo en que se organizan y gestionan, y en la manera en la que se fijan los honorarios y se prestan los servicios.

En la actualidad, como ha señalado SUSSKIND, hay tres factores principales que impulsan la disrupción de las profesiones jurídicas: la exigencia de «más servicios por menos», la liberalizacióny la tecnología. Otros autores añaden también más factores, como serían el cambio demográfico y la creciente globalización. Además, las expectativas de los clientes son un aquí un factor decisivo, junto con la presión en torno a los precios y la competencia. Los clientes esperan más por menos, quieren pagar por el valor entregado en lugar de por las horas de trabajo, y demandan un acceso inmediato al servicio y al conocimiento. Más que nunca, el despacho o el profesional listo para el futuro debe diferenciarse de los demás competidores.

A mi juicio, la transformación de las profesiones jurídicas está impulsada principalmente porfuerzas externas. No hay una única razón o detonante que motive la transformación digital. Con todo, de los elementos apuntados son dos los verdaderamente disruptivos. En primer lugar, ha sidola liberalización —o, al menos, la desregulación en la materia— la que, en la práctica, ha abiertopartes del mercado de los servicios jurídicos a actores no abogados, constituyendo ésta el requisitoprevio para la emergencia de la Legal Tech. En segundo lugar, la aplicación al mundo del Derechode las nuevas tecnologías emergentes, que están operando un cambio similar a la transformación tecnológica que tuvo lugar hace 15 años en los departamentos financieros. Por ello, en el próximoepígrafe vamos a realizar unas consideraciones acerca del impacto de la revolución digital en elmundo jurídico, para después ocuparnos del fenómeno de la Legal Tech en sentido propio.

Concepto y modalidades de la Legal Tech

La Tecnología Legal o abreviadamente «Legal Tech», que también recibe las denominaciones de«Legal Technology», «law tech», «LegalIT» o «legal informatics», es un término que se refiere entérminos generales a la adopción de tecnología y software innovadores para racionalizar y mejorarlos servicios jurídicos. Las empresas Legal Tech son generalmente startups fundadas con el propósito específico de disrupcionar la práctica de las profesiones jurídicas (tradicionalmente pocoamigas de los cambios).

Su encuadre metodológico debe hacerse dentro del Derecho de las TIC, que en nuestro país suele denominarse ahora Derecho digital, como atestiguan las dos revistas jurídicas de referencia en la materia, la Revista de Derecho digital e innovación de Wolters Kluwer, a cuyo consejoacadémico tengo el honor de pertenecer, y también la señera Revista de privacidad y Derecho digital. En cambio, queda fuera del Derecho de los Robots (Robot Law), y también del Derecho de Internet o Ciberderecho (Cyberlaw), puesto que estas dos últimas disciplinas tienen un sujeto, unobjeto y un método jurídico propios.

Siguiendo a BUES, se pueden distinguir tres tipos de tecnologías dentro de la Legal Tech: las tecnologías que facilitan el acceso a los datos y su tratamiento, las herramientas de apoyo y las soluciones de derecho sustantivo que ayudan o sustituyen al asesoramiento jurídico:

  • • El primer grupo es el más general y consiste en las llamadas «tecnologías facilitadoras» (enabler technologies), como son las herramientas de almacenamiento en nube y las soluciones de ciberseguridad, que permiten el acceso remoto a la información legal. Esta categoría pretendefomentar la competitividad del mercado jurídico y la investigación jurídica.
  • • El segundo grupo comprende las herramientas de apoyo para adoptar una gestión de expedientes y asuntos más eficaz, así como sistemas de back-office con el fin de maximizar el potencial de la administración y gestión interna del despacho. Estos procesos varían desde lagestión de los recursos humanos y las relaciones con los clientes hasta otras funciones relacionadas en gran medida con la realización de tareas de contabilidad, facturación, nóminas yotras tareas administrativas.
  • • El tercer grupo cobija soluciones que ayudan o incluso sustituyen en parte al asesoramiento jurídico de los juristas en la ejecución de tareas jurídicas específicas. Esta categoría adopta unaperspectiva más amplia e incluye varios subconjuntos, como la automatización de contratos o las herramientas de e-discovery y revisión de documentos, pero también tecnologías más ampliascomo blockchain o los smart contracts.

El contenido de este libro se centra principalmente en la tercera categoría y en cómo los abogados y el resto de operadores jurídicos podemos aprovechar el potencial de estos desarrollos. Este capítulo va a examinar por ello la definición de Legal Tech y una clasificación de las soluciones disponibles con mayor aceptación.

Concepto

Legal Tech es una combinación de los términos «servicios jurídicos» y «tecnología», y significa tecnología jurídica. No existe una definición universal. En septiembre de 2015, BUES fue uno delos primeros en definir el término con mayor precisión del modo siguiente:

«Legal Tech describe el uso de tecnologías digitales modernas, asistidas por ordenador, para automatizar, simplificar y, con suerte, mejorar el proceso de búsqueda, aplicación, acceso y gestión de la justicia a través de la innovación».

Existen otras definiciones más amplias y otras más acotadas. En sentido más amplio, se tratas implemente de la aplicación de la tecnología software a las profesiones jurídicas. Pero estadefinición no aporta mucho más para esclarecer su objeto, y abarca una amplia gama de aplicaciones informáticas diferentes que sólo tienen una única referencia común a los servicios jurídicos (p. ej., aplicaciones ofimáticas, gestión de expedientes, reconocimiento de voz y dictado digital, automatización de documentos, etc.). Es lo que también se ha denominado «Tech Office».

En sentido estricto, y como precisa HARTUNG, la Legal Tech es un software que impacta directamente en la prestación de servicios jurídicos, como sería la creación automatizada decontratos o la composición tipográfica, la mecanización del flujo de trabajo, la revisión de documentos, las herramientas de autogestión o las bases de datos inteligentes (como ROSS Intelligence de IBM o Jurimetría de Wolters Kluwer). Estas aplicaciones sirven de apoyo a la labor de los profesionales del Derecho, e incluso pueden sustituir en parte sus actividades. La tecnología a menudo produce mejores resultados y es más barata, por lo que ya no se justifica el uso deabogados para actividades mecánicas o burocráticas que se pueden realizar con un sistema informático. Estas últimas tecnologías (en la terminología del estudio de BUES, de substantive law solutions) no sólo tienen el potencial de convertirse en disruptivas en un futuro lejano, sino que ya están perturbando el sector legal en la actualidad.

Nosotros no vamos a enredarnos aquí en divagaciones sistemáticas no demasiado significantes sobre la naturaleza de las cosas, y examinaremos a lo largo de los capítulos de este libro todas las aplicaciones Legal Tech en sentido amplio, pues nos interesa ante todo examinar cómo los despachos de abogados y las asesorías jurídicas están siguiendo el camino de la transformación digital y qué herramientas están utilizando para ello.

A la postre, debemos destacar que la Legal Tech cambia la forma en la que se accede a los servicios jurídicos. De este modo, bajo tal concepto se incluyen la creación y uso de aplicaciones y servicios que, bien resuelven o automatizan la consulta sobre temas y procesos legales sin la intermediación física de un abogado, bien solucionan o mecanizan el trabajo diario de los letrados a través de herramientas que agilizan trámites burocráticos en los que habitualmente se invierten horas, obien transforman las relaciones entre cliente y abogado a través de plataformas o servicios deconsulta on-line como el abogado-robot.

A fin de estructurar las soluciones disponibles, en el próximo apartado trazaremos la taxonomía de las empresas y servicios dedicados a la Legal Tech.

Modalidades

Tomando como referencia el índice tecnológico del Centro CodeX de Informática Legal de la Universidad de Stanford (Tech Index of the CodeX Center for Legal Informatics), que en junio de 2019 tiene más de 1.200 empresas, podemos distinguir siete modalidades principales de aplicaciones y empresas Legal Tech: productos de asesoramiento legal automatizado para los ciudadanos (automated legal advice products); marketplaces o plataformas de encuentro entre clientes y abogados; empresas de externalización del trabajo jurídico para los despachos y departamentos jurídicos (legal process outsourcing); automatización documental; herramientas dee-discovery y revisión de documentos; análisis predictivo de casos; y plataformas e-Learning.

A todas ellas nos vamos a referir seguidamente.

a) Productos de asesoramiento legal automatizado

Se trata de sistemas que pueden proporcionar información jurídica, asesoramiento legal e incluso tramitar reclamaciones sencillas, tanto ante las Administraciones públicas como los tribunales de justicia. El requisito previo para ser automatizadas es que las consultas tengan una estructura homogénea. De este modo, es posible elaborar un árbol de procesos y decisiones con el que s epueden procesar automáticamente miles de casos de esta índole.

Pueden ser empresas como Flightright, Fairplane o EUFlight, es decir, empresas que se ocupan delas reclamaciones de indemnización de los pasajeros aéreos. También hay empresas de este tipo para los clientes que sufren retrasos en el transporte ferroviario. Igualmente pertenecen a esta categoría otras compañías como Claimright, Reclamador, etc. Todas estas empresas ofrecen servicios legales, o al menos documentos legales, de forma muy sencilla, rápida y económica.

La amenaza y la disrupción para los abogados convencionales aquí es clara: si los clientes puedenobtener orientación jurídica y documentos legales en línea, o incluso entablar una acción jurisdiccional, entonces aparece un competidor de bajo coste para los juristas cuya sustento se obtiene a partir de los servicios de asesoramiento jurídico tradicionales. Y si la ayuda legal robustay confiable está disponible sin costo alguno para los usuarios, entonces es difícil imaginar, al menos en algunas circunstancias, por qué los clientes preferirían pagar unos honorarios profesionales máselevados.

b) Plataformas digitales de encuentro entre clientes y abogados

Estos mercados electrónicos permiten a los clientes encontrar fácilmente al abogado idóneo y posibilitan a los abogados presentarse mejor y más específicamente, como Arest SOS, DerechoPráctico o ExpertBids. Estas plataformas y portales son adecuados si las necesidades del cliente nopueden satisfacerse con productos de asesoramiento jurídico automatizado. Además, los abogados y despachos están comenzando a ofrecer gradualmente determinados servicios jurídicos normalizados adicionales a precios fijos a fin de reducir el umbral de los honorarios para las personas que buscan asesoramiento legal. Sin embargo, la consulta es atendida por un abogado decarne y hueso.

Además, estas plataformas suelen incorporar sistemas de reputación en línea que permiten a los clientes compartir sus experiencias sobre el rendimiento y los niveles de servicio de sus abogados (como hacen los clientes de hoteles y restaurantes en TripAdvisor). También pueden incluir sistemas de comparación de precios que muestran los honorarios respectivos de los diferentes profesionales y despachos, y hasta las subastas legales en línea, no muy diferentes a las de eBayen cuanto a su concepto, pero enfocadas a paquetes de trabajo legal que son rutinarios y repetitivos (p. ej., recursos de multas de tráfico). Para los abogados que solían beneficiarse de que sus clientes no conocieran qué alternativas se les ofrecían o su nivel de profesionalidad, estas plataformas están cambiando el statu quo. Probablemente, en un futuro no muy lejano sustituyana los influyentes directorios impresos que han venido clasificando a los profesionales y firmas legales durante las últimas décadas (p. ej., Guía Chambers & Partners, ranking de Expansión, etc.).

c) Externalización de procesos legales

Las empresas de esta categoría no trabajan para usuarios finales, sino sólo para abogados, despachos o departamentos jurídicos. Se encargan de la evaluación externa de las solicitudes o proporcionan abogados de proyectos que, en ese caso, sólo se ocupan de encargos específicos. Algunos nombres conocidos son Abroading o Digitorney. Sin embargo, la asignación de abogados para proyectos tiene poco que ver con la Legal Tech. La tecnología digital sólo entra en juegocuando se intercambia información entre los clientes y los abogados del proyecto a través de plataformas electrónicas, y cuando los empleados externos del cliente tienen acceso a estasextranets. La tecnología facilita la participación de externos en este caso.

d) Automatización documental

La automatización de documentos es una técnica consistente en que los usuarios responden a una serie de preguntas en la pantalla (por ejemplo, el nombre del demandante y del demandado, la fecha del accidente, el importe reclamado, etc.), y tras completar un formulario en línea se confecciona automáticamente un primer borrador relativamente pulido. Por ejemplo, la Ley Digital360 de Wolters Kluwer permite generar automáticamente en pocos minutos contratos, demandas yotros escritos administrativos.

La tecnología subyacente ha existido desde los años 80 con los primeros prototipos en materia de testamentos, y descansa en una suerte de árbol de decisiones, basado en reglas, de modo que las respuestas a preguntas particulares hacen que se inserte o se elimine un párrafo, una cláusula o una palabra, según sea el caso. La automatización de documentos tiende a tener la ventaja añadida de que el usuario que contesta a las preguntas no necesita ser un profesional del Derecho. Por lo tanto, la automatización de escritos puede utilizarse internamente dentro de losdepartamentos jurídicos o estar disponible en línea para terceros, y afecta a los abogados quecobran por tiempo, ya que permite que los documentos se generen en cuestión de minutos, mientras que, en el pasado, habrían tardado varias horas en elaborarse.

No tan sofisticados como los sistemas automatizados de confección de documentos son aquellos servicios en línea que proporcionan a los usuarios plantillas de escritos básicos. Este fue el negociooriginal de LegalZoom, una compañía con sede en los Estados Unidos que pone los documentos legales a disposición de ciudadanos y empresas que no pueden pagar abogados o que desean gastar menos en sus asuntos legales. LegalZoom y su principal competidor, Rocket Lawyer, hanayudado a muchos millones de clientes, y en los Estados Unidos estas marcas son más conocidas que la mayoría de los despachos de abogados. De manera igualmente disruptiva, una empresa consede en el Reino Unido, Epoq, provee sistemas y plantillas que permiten a los bancos ya seguradoras ofrecer servicios en línea (incluida la confección de documentos) a sus propios clientes.

En todo caso, en los próximos diez años veremos avances muy relevantes en la capacidad de estasherramientas para extraer la intención y el significado legal del lenguaje y de las cláusulas contractuales. Por ejemplo, al recibir un nuevo borrador del letrado de la parte contraria, el abogado subirá el contrato y la máquina será capaz de diagnosticar exactamente qué cambios se han hecho y, lo más importante, las implicaciones legales y empresariales pertinentes.

e) Herramientas de e-discovery y revisión documental

Con estos sistemas se pueden analizar enormes volúmenes de datos o grandes cantidades de documentos muy rápidamente, ya sea por palabras clave o términos específicos, o más ampliamente por el contenido del documento. Estas herramientas fueron la primera gran aplicación de big data para la abogacía y surgieron a principios de la década de 2000. Hoy en día, es una industria que factura miles de millones de dólares anuales sólo en los Estados Unidos, con muchas empresas y crecientes startups. Por ejemplo, el software de e-discovery se utiliza cuando se trata de investigaciones antimonopolio internas u otros escándalos corporativos, en los que el afinamiento de los conjuntos de datos tiene por objeto proporcionar información muy valiosa sobre quién sabía u ordenó la conducta en la empresa y en qué momento.

El software de revisión de documentos, como BigML o Luminance, por otra parte, es capaz de leer,comprender, extraer y catalogar el contenido de ciertos documentos, por lo que los términos «lectura» y, en particular, «comprensión» sólo pueden utilizarse en un sentido metafórico, ya que estos programas de ordenador sólo pueden cambiar su comportamiento para mejorar surendimiento en una tarea específica a través de la experiencia. En cualquier caso, este software lleva a cabo actividades que los abogados realizan hoy en día, y, si existe una categoría de programas informáticos Legal Tech que ya reemplaza parcialmente el trabajo de los abogados, entonces es ésta.

f) Análisis predictivo de casos

El análisis predictivo consiste en la aplicación del big data en el sector jurídico con el objeto de obtener tendencias y patrones de conducta de los órganos administrativos, legislativos y judiciales. Es una herramienta muy efectiva y poderosa, ya que permite a los abogados intentar predecir decisiones futuras con base en el estudio sistemático de las ya producidas. No obstante, a diferencia de otros ámbitos como el e-discovery que examinábamos atrás, el entorno del análisis predictivo presenta una multitud de variables. Las aplicaciones más comunes son aquellas que están especializadas en el análisis de las decisiones judiciales ya producidas, como Jurimetría, LexMachina o DocketAlarm. Estas herramientas son muy útiles ya que son capaces de estimar la probabilidad de éxito de un procedimiento judicial, esencial a la hora de elaborar la estrategia aseguir. Además, estas herramientas sirven de base a otras tipo de plataformas, como las definanciación de pleitos, que utilizan las predicciones de las primeras para calcular el riesgo y portanto la prima a satisfacer. Finalmente, también existen aplicaciones predictivas un poco másespeciales como las que son capaces de predecir la probabilidad de que se legisle o no sobre unamateria, o incluso algunas destinadas a la persecución del crimen o a evaluar la concesión de lalibertad condicional.

g) e-Learning

Concluimos nuestro examen con una mención al gradual desarrollo de servicios en línea para apoyar el aprendizaje y la formación jurídica. Estas plataformas están desafiando y reemplazarán en unos años la mayoría de las clases de Derecho convencionales y, más ampliamente, desencadenarán una revisión de los métodos tradicionales de enseñanza en las facultades de Derecho en general.

Las técnicas ofrecidas se extienden más allá de las conferencias y seminarios en línea hasta el uso de la práctica jurídica simulada y los entornos de aprendizaje jurídico virtual. Dando un paso más respecto de la educación formal, el e-Learning también está transformando la forma en que los despachos de abogados proporcionan e integran su formación y sus funciones. Muchos de ellos están desarrollando sus propios campus virtuales de formación, a imagen y semejanza de las universidades.

Legal Tech y Law Tech

Finalmente, y como cierre a nuestra exposición, no queremos concluir sin dar cuenta de una distinción que cada vez va gozando de mayor predicamento en la doctrina.

Desde la primera incorporación de la tecnología en el mundo jurídico en los años 70 con laterminal UBIQ, los términos Legal Tech y Law Tech se han venido usado de forma indistinta para referirse a la implementación de la tecnología en el entorno jurídico. Sin embargo, es importantetener en cuenta que ambas nociones no tienen un significado homólogo y que su diferenciaciónpuede tener implicaciones tanto teóricas como prácticas.

El término Legal Tech, como sabemos, ha sido el término históricamente empleado para definir la implementación de la tecnología en el ámbito jurídico. Se trata de un concepto que, hasta ahora,ha sido usado de forma genérica para incluir cualquier aplicación o herramienta que se puedaimplementar en el mundo jurídico. No obstante, atendiendo al significado estricto del término, Legal Tech solo se refiere a aquellas herramientas digitales que sirven de apoyo a los abogados ensus funciones profesionales. En esta línea, una de las principales características de las aplicaciones Legal Tech stricto sensu es que no están diseñadas tanto para sustituir al abogado como paraayudarle en su desempeño profesional. Son herramientas o aplicaciones que, o bien no usan inteligencia artificial, o bien usan tímidamente técnicas de inteligencia artificial de bajo perfil o IA débil. Algunos ejemplos de este tipo de aplicaciones son las bases de datos clásicas como Aranzadi, aplicaciones virtuales de presentación de escritos como LexNet o gestores documentales como iManage.

Alternativamente, y como ha estudiado entre nosotros NOVELLA GONZÁLEZ DEL CASTILLO, «LawTech» es un término más novedoso y que se ha acuñado recientemente con el auge de la inteligencia artificial. Este término sirve para denominar a aquellas herramientas que ya no solofacilitan la función del jurista, sino que la sustituyen. Son aplicaciones que tienen integrado unsistema muy sofisticado de inteligencia artificial capaz de memorizar patrones de conducta oincluso ejecutarse de forma autónoma. A diferencia de las aplicaciones Legal Tech, las aplicaciones Law Tech van destinadas al consumidor final y tienen como objetivo el alterar el modelo de negocioexistente en la abogacía. Se trata de herramientas que permiten al consumidor prescindir de losservicios profesionales de la abogacía. Un ejemplo de este tipo de herramientas son las plataformasweb de reclamaciones que funcionan autónomamente a través de la combinación de inteligencia artificial y procesamiento masivo de datos, como es el caso de DoNotPay o Reclamador.

Por lo tanto, aunque el término Legal Tech ha sido históricamente utilizado para definir cualquier uso tecnológico en el ámbito de las profesiones jurídicas, la aparición incipiente de aplicaciones capaces de sustituir a los juristas hace necesario un replanteamiento de su ámbito definitorio. De hecho, la diferenciación entre lo que es considerado Legal Tech y lo que es reputado Law Tech puede plantear especial importancia ya no solo desde el punto de vista teórico, sino desde el punto de vista regulatorio. Será una cuestión a esclarecer en futuros estudios.

CONCLUSIÓN

Las tecnologías descritas anteriormente pueden utilizarse de dos maneras. En su forma más elemental, la digitalización automatiza procesos que antes requerían un esfuerzo humano significativo. Las máquinas de escribir reemplazaron la escritura a mano, y más tarde los procesadores de texto barrieron a las máquinas de escribir. Este tipo de herramientas tiene un valor añadido para los juristas. El cambio en el trabajo provocado por esta modalidad no es radical, sino que transforma gradualmente el trabajo de los operadores jurídicos de muchas maneras diferentes. Pero a veces la tecnología hace algo más que automatizar; en ocasiones innova. Estoocurre cuando la tecnología crea una forma completamente nueva de manejar la misma tarea, aunque el impacto real pueda ser pequeño al principio. En palabras de CHRISTENSEN, autor del libro The innovator’s dilemma: when new technologies cause great firms to fail, la Legal Tech esmás bien disruptiva.

Una parte de las aplicaciones de Legal Tech utilizadas en la práctica pertenecen a la categoría deautomatización. Esas soluciones de Legal Tech ayudan a los abogados a realizar una determinadatarea de forma más rápida y eficiente, con mayor calidad y menos costes, en comparación con surealización manual. Existen, sin embargo, otras herramientas de Legal Tech que desafiarán y cambiarán completamente la forma en que se prestan ciertos servicios legales. Colectivamente, transformarán todo el panorama jurídico. Así está sucediendo, por ejemplo, con los productos deasesoramiento legal automatizado o la automatización de contratos, viabilizando la sustitución dejuristas por software en la categoría emergente de la Law Tech stricto sensu.

De este modo, resulta urgente la formación y actualización tecnológicas de todas las profesionesjurídicas. No basta con comprar una tableta o un teléfono móvil inteligente, sino que debemos adquirir una cultura digital. Es imprescindible comprender nuestra realidad y estar dispuestos acambiar la forma tradicional de trabajar adquiriendo las competencias digitales adecuadas y necesarias. Además, esta actualización tecnológica debe ser generalizada, apostándose por elladesde el núcleo interno del sector jurídico, es decir, los Colegios de Profesionales de Abogados y el Consejo General de la Abogacía Española.

Aunque las máquinas apenas están empezando a realizar tareas jurídicas, es probable que asistamos a un progreso sustancial en los próximos años. Mientras que los ordenadores no seancapaces de imitar el razonamiento jurídico inteligente, la cuestión no es si pueden o no sustituir a los juristas, sino cómo están ya afectando a la forma en que tenemos que trabajar los operadores jurídicos.

Solicita aquí información sobre nuestros productos gratuitos

Selecciona las opciones que te interesen (*):

Cumplimenta este formulario seleccionando las opciones que te interesen para conseguir los contenidos gratuitos que Wolters Kluwer y Microsoft ofrecen para nuevos clientes con motivo de la crisis del coronavirus:

Kleos, la solución de gestión para despachos de abogados. Microsoft Teams, la herramienta líder de colaboración remota de equipos de trabajo y toda la información actualizada con la "Guía práctica de los efectos jurídicos del CORONAVIRUS".

También estamos a tu disposición:

  • Desde la cuenta de correo electrónico:
    insidesales@wolterskluwer.com.
  • En el teléfono:
    963 51 26 47
  • Horario de atención:
    lunes a jueves 9:00-14:00h. y de 16:00-18:30h.
    viernes de 9:00-14:00h.

Te puede interesar